SILLA SALVAESCALERAS CAPRI

VIMEC-ACCESSIBILITY-POSITIVO-PANTONE-1.png

Subir las escaleras cómodamente sentados… ¡con Vimec se puede!

Las escaleras no son un problema, sino un recurso de su hogar que hay que saber valorizar y enriquecer para los ancianos.

Subir y bajar las escaleras cómodamente sentados, en perfectas condiciones de seguridad y confort, con un salvaescaleras práctico y fácil de usar, es la solución que propone Vimec, siempre atenta a las necesidades de la familia y las personas de la tercera edad que no desean renunciar a su autonomía.

Ayudar a los padres ancianos a subir más rampas de escaleras con un salvaescaleras elegante y cómodo, siempre a medida. Estar sentados subiendo las escaleras en total autonomía y seguridad para las personas de la tercera edad.

Moverse en casa, de una planta a otra, libres y sin preocupaciones, gracias a la silla salvaescaleras Capri.

Gracias a su calidad y robustez, Capri es adecuada para las escaleras más complejas, incluso con numerosas rampas.

Capri es la silla salvaescaleras adecuada para las escaleras curvas (o sea, la guía en la que se desliza es curva, tanto para afrontar varias rampas de escaleras con el descanso en el medio, como para ofrecer un estacionamiento simple y ocupar un pequeño espacio, en caso de una sola rampa).

Vimec Capri es un producto de gran personalidad: la silla confortable, segura y bella estéticamente, que responde a las exigencias de quien la utiliza a diario.

El salvaescaleras con silla Capri de Vimec se adapta perfectamente a las escaleras de casa, ocupa un pequeño espacio y posee medidas de seguridad a medida para los ancianos y sus familiares. Montaje rápido.

Facilidad de uso

Subida y bajada: una palanca de mando ubicada en el apoyabrazos vuelve cómodo y automático cada desplazamiento. Los tableros de mando de planta son inalámbricos y pueden ser utilizados para colocar el salvaescaleras en la posición que se prefiere o para llamarlo a la plataforma.

Seguridad y confort

Con el salvaescaleras de silla Capri puede desplazarse en total libertad, gracias a las medidas de seguridad personal. La plataforma apoyapiés, de material anti-deslizamiento, está dotada de bordes de seguridad, que garantizan la parada del Capri en caso de obstáculos en el camino. En la planta de llegada el asiento puede girar, facilitando al máximo la bajada, confortable y segura; la partida con incremento de velocidad gradual y llegada suave son absolutamente placenteros para la persona transportada. Entre los colores del asiento y de la guía, podrá elegir los más adecuados para la estética de su decoración. 

Gran flexibilidad y mínimo tamaño

Ningún problema de espacio en la escalera; de hecho, la silla se reduce a una unidad plegable volcando la plataforma, el asiento y los apoyabrazos, con un solo y simple gesto.

Instalación simple

La silla salvaescaleras Capri ha sido proyectada y realizada para adaptarse lo mejor posible a su escalera: por esto es fácil de montar y reduce al mínimo las intervenciones de instalación; la silla se monta normalmente en pocas horas, en el correr del día, sin trabajos de obra.

Examine el folleto para conocer la silla salvaescaleras Capri, a la vanguardia por la seguridad para la persona, el confort y la armonía estética con las escaleras.

Solo Vimec cuenta con una experiencia de más de treinta años y más de 110.000 sistemas proyectados y realizados: contáctese con nosotros para recibir una inspección gratuita y un presupuesto sin compromiso.

Vimec está cerca del Cliente, gracias a una red de asesores/profesionales presentes en cada provincia: pruebe el servicio de Vimec, haga clic en el cuadro amarillo arriba a la derecha.

Elegir la silla salvaescaleras más adecuada para Usted.

La silla salvaescaleras Capri es la solución ideal para no renunciar a la autonomía y a la libertad de movimiento en su casa.

Por eso el salvaescaleras Capri se adapta a la tipología de la escalera de su hogar y a sus exigencias.

El asesor Vimec, un recurso a su disposición.

Gracias al soporte del asesor profesional Vimec, podrá evaluar las características de su escalera, junto a sus exigencias o las de padres ancianos o abuelos.

La ayuda del asesor profesional Vimec es totalmente gratuita y sin compromiso de su parte.

Puede preguntar libremente sobre las ventajas y los beneficios económicos para los ancianos, solicitando un asesoramiento personalizado, a su medida, gracias a la experiencia de Vimec.

 

Medidas, tamaños, consumos de la silla salvaescaleras para una rampa curva, definida también silla elevadora o silla para subir escaleras, salvaescaleras.

Mando de movimiento: es un joystick ergonómico: con un simple gesto es posible accionar la silla Capri de Vimec.El joystick puede ser montado tanto en el apoyabrazos derecho como en el izquierdo, según el deseo de la persona que la utiliza.

Sensores de seguridad: ubicados en el apoyapiés y en el carro, detienen suavemente la silla salvaescaleras en caso de obstáculos a lo largo de la escalera (sistemas antichoque y anticizallamiento, o sea, anti-corte).

Cinturón de seguridad: es fácil de utilizar, y ayuda a la persona anciana adaptándose a su cuerpo.

Plegable en un único gesto: con un único y simple gesto, levantando un apoyabrazos, es posible plegar contemporáneamente la silla salvaescaleras, el segundo apoyabrazos y la plataforma apoyapiés, sin necesidad de agacharse.

Asiento giratorio: al apretar, una cómoda manivela hace girar la silla, en el fondo y en la cima de las escaleras para subir y descender de modo fácil, cómodo y seguro.

Control remoto a infrarrojos: sin necesidad de cables es posible llamar a la planta de partida o de llegada, el salvaescaleras Capri.

La batería siempre está cargando, garantiza su utilización también en ausencia de electricidad.

Ayudar a los padres ancianos a subir más rampas de escaleras con un salvaescaleras elegante y cómodo, siempre a medida. Estar sentados subiendo las escaleras en total autonomía y seguridad para las personas de la tercera edad.

Moverse en casa, de una planta a otra, libres y sin preocupaciones, gracias a la silla salvaescaleras Capri.

Gracias a su calidad y robustez, Capri es adecuada para las escaleras más complejas, incluso con numerosas rampas.

Capri es la silla salvaescaleras adecuada para las escaleras curvas (o sea, la guía en la que se desliza es curva, tanto para afrontar varias rampas de escaleras con el descanso en el medio, como para ofrecer un estacionamiento simple y ocupar un pequeño espacio, en caso de una sola rampa).

Vimec Capri es un producto de gran personalidad: la silla confortable, segura y bella estéticamente, que responde a las exigencias de quien la utiliza a diario.

El salvaescaleras con silla Capri de Vimec se adapta perfectamente a las escaleras de casa, ocupa un pequeño espacio y posee medidas de seguridad a medida para los ancianos y sus familiares. Montaje rápido.

Facilidad de uso

Subida y bajada: una palanca de mando ubicada en el apoyabrazos vuelve cómodo y automático cada desplazamiento. Los tableros de mando de planta son inalámbricos y pueden ser utilizados para colocar el salvaescaleras en la posición que se prefiere o para llamarlo a la plataforma.

Seguridad y confort

Con el salvaescaleras de silla Capri puede desplazarse en total libertad, gracias a las medidas de seguridad personal. La plataforma apoyapiés, de material anti-deslizamiento, está dotada de bordes de seguridad, que garantizan la parada del Capri en caso de obstáculos en el camino. En la planta de llegada el asiento puede girar, facilitando al máximo la bajada, confortable y segura; la partida con incremento de velocidad gradual y llegada suave son absolutamente placenteros para la persona transportada. Entre los colores del asiento y de la guía, podrá elegir los más adecuados para la estética de su decoración. 

Gran flexibilidad y mínimo tamaño

Ningún problema de espacio en la escalera; de hecho, la silla se reduce a una unidad plegable volcando la plataforma, el asiento y los apoyabrazos, con un solo y simple gesto.

Instalación simple

La silla salvaescaleras Capri ha sido proyectada y realizada para adaptarse lo mejor posible a su escalera: por esto es fácil de montar y reduce al mínimo las intervenciones de instalación; la silla se monta normalmente en pocas horas, en el correr del día, sin trabajos de obra.

Examine el folleto para conocer la silla salvaescaleras Capri, a la vanguardia por la seguridad para la persona, el confort y la armonía estética con las escaleras.

Solo Vimec cuenta con una experiencia de más de treinta años y más de 110.000 sistemas proyectados y realizados: contáctese con nosotros para recibir una inspección gratuita y un presupuesto sin compromiso.

 

Vimec está cerca del Cliente, gracias a una red de asesores/profesionales presentes en cada provincia: pruebe el servicio de Vimec, haga clic en el cuadro amarillo arriba a la derecha.

Elegir la silla salvaescaleras más adecuada para Usted.

La silla salvaescaleras Capri es la solución ideal para no renunciar a la autonomía y a la libertad de movimiento en su casa.

Por eso el salvaescaleras Capri se adapta a la tipología de la escalera de su hogar y a sus exigencias.

El asesor Vimec, un recurso a su disposición.

Gracias al soporte del asesor profesional Vimec, podrá evaluar las características de su escalera, junto a sus exigencias o las de padres ancianos o abuelos.

La ayuda del asesor profesional Vimec es totalmente gratuita y sin compromiso de su parte.

Puede preguntar libremente sobre las ventajas y los beneficios económicos para los ancianos, solicitando un asesoramiento personalizado, a su medida, gracias a la experiencia de Vimec.

 

Medidas, tamaños, consumos de la silla salvaescaleras para una rampa curva, definida también silla elevadora o silla para subir escaleras, salvaescaleras.

Mando de movimiento: es un joystick ergonómico: con un simple gesto es posible accionar la silla Capri de Vimec.El joystick puede ser montado tanto en el apoyabrazos derecho como en el izquierdo, según el deseo de la persona que la utiliza.

Sensores de seguridad: ubicados en el apoyapiés y en el carro, detienen suavemente la silla salvaescaleras en caso de obstáculos a lo largo de la escalera (sistemas antichoque y anticizallamiento, o sea, anti-corte).

Cinturón de seguridad: es fácil de utilizar, y ayuda a la persona anciana adaptándose a su cuerpo.

Plegable en un único gesto: con un único y simple gesto, levantando un apoyabrazos, es posible plegar contemporáneamente la silla salvaescaleras, el segundo apoyabrazos y la plataforma apoyapiés, sin necesidad de agacharse.

Asiento giratorio: al apretar, una cómoda manivela hace girar la silla, en el fondo y en la cima de las escaleras para subir y descender de modo fácil, cómodo y seguro.

Control remoto a infrarrojos: sin necesidad de cables es posible llamar a la planta de partida o de llegada, el salvaescaleras Capri.

La batería siempre está cargando, garantiza su utilización también en ausencia de electricidad.

Descubra quien ha probado esta silla

LAS OTRAS SILLAS VIMEC

Todas las soluciones y medidas para su casa